Indiana Jones 0 - Deportistas 1

Cada vez salen más noticias de personas que arriesgan torpemente su vida y la de otros con la excusa y la nueva moda de los deportes de riesgo. Un día es un "montañero" como lo llaman, que osa hacer una travesía por campo, atravesando sierras durante la predecible situación muy desfavorable de la climatología. Otro día son unos esquiadores que se aventuran en zonas no esquiables y también los hay que se atreven a coger percebes o hacer surf.Deportes o aficiones muy dignas y muy sanas siempre que los que lo practican sean personas juiciosas o solamente precavidos.
En muchisimos casos hay que rescatar a estas personas de la muerte segura o en el peor de los casos, su cadaver. Pero es que esto además requiere un despliegue y un importante esfuerzo de organismos como la fuerzas de seguridad del estado, protección civil, cruz roja, movilización de helicopteros, etc..
No cabe duda que su labor esta para esto. Pero pongamos un poco de sentido común a todo lo que hacemos, porque esto no lo llamo yo accidentes. Si no una "élite" de pirados por el deporte y por hacer proezas estúpidas sin hacer primero el más mínimo proyecto  del mismo. Sin advertirse de las condiciones mínimas para desarrollarlas. Porque deporte de riesgo no es buscar las peores situaciones. Eso es añadir un porcentaje muy alto de negligencia al deporte de riesgo en sí.
Así que si os gustan estos deportes y sois además ecologistas y todo eso, no hagais movilizar un helicoptero y a muchas personas que talvez se jueguen también la vida, por falta de planteamiento, observación o sentido común. Viva el deporte.

Quieres Ayudar?

Con solo un euro podemos ayudar al pueblo Tahitiano. Si no quieres que Tahití se borre del mapa colabora en lo que tu puedas.


- CRUZ ROJABanesto:
0030 1001 35 0004707271
BBVA:
0182 5906 86 0010022227
Bankinter
0128 0010 97 0100121395
Caja Madrid:
2038 0603 29 6006640085
La Caixa
2100 0600 85 0201960066
Banco Popular
0075 0001 89 0600222267
Santander
0049 0001 53 2110022225

Las Reinas Chulas de Obama

El pizarrín* más grande de todos

Cuando una hace turismo por Estados Unidos llama la atención el asunto del tamaño.

Esta librería es la más grande del mundo, tal edificio es el más alto, la hamburguesa más grandota, el jardín con más flores, el coche más caro de todos, el hotel más lujoso, las carreteras más largas, la pantalla más gigante, las películas más costosas, el ejecutivo más exitoso, la empresa más competitiva, el ejército más grande, las armas más poderosas, el mayor consumo energético, el mayor consumo de drogas y la comida más diabética del mundo.
Estados Unidos la tiene más grande que el resto del mundo, eso nos anuncian por todos lados, eso nos dejan claro hasta la nausea.
Para quienes somos sus vecinos del sur nos es complicado mantener una opinión objetiva, porque como sus ambiciones imperiales también son las más grandes de todas y estamos aquí al lado..., es complicado respirar desde el aplastamiento.

Y como la tienen tan grande –en este caso la ceguera- pues no ven a quien aplastan, a quien dejan sin agua, sin dinero, sin trabajo. No se fijan que dejan pueblos enteros sin jóvenes para luego tratarlos como esclavos. No se fijan que se están atragantando al mundo.
Para las Reinas chulas, Obama no es suficiente.
La obesidad de nuestros vecinos del norte se desborda ocupando el espacio vital de montones de países, por eso nos resulta fundamental entender una realidad innegable.
La tienen mas grande –en este caso la panza- demócratas o republicanos, blancos o afrodescendientes, la cultura no cambia, el país es el mismo, su relación invasiva con el resto del mundo es incluso ascendente.
Yes we Could, pero Obama no es suficiente.
Obama fue buenas noticias después de Bush, como son buenas noticias el fin de una pandemia, ni modo de no celebrarlo.
Demócrata es buena noticia comparándolo con republicano, sino fuera porque al parecer al imperialismo económico le viene bien cualquier partido.
Afrodescendiente es buena noticia para la lucha contra la discriminación en el mundo, pero la ausencia de una política migratoria humanitaria deja la sensación de estar presenciando una gran mentira, deja la sensación de estar mirando una nueva forma de esclavitud.
¿Y el Nobel de la paz? Prueba fehaciente de que la tienen más grande –en este caso, la mentira-.
Las Reinas Chulas
* Forma popular de decir pene

Fuente: BBC Mundo.