El Hijaab y otras prendas molestas

Recuerdo cuando era jóven, en la escuela, chicas muy graciosas que iban con coletas, otras con el pelo muy largo, tanto, que yo, detrás suya solo podía ver una larga melena oscura. Casi todos masticábamos chicles. Algunos deformaban sus mandíbulas en un gesto casi psicodélico que parecían rumiar.
Después llegó la moda de las gorras y muchas chicas iban a la escuela con todo tipo de complementos. vi muchas incluso con gafas de sol. Las había hippies, clásicas, horteras, góticas,etc..
En este tiempo estudian ahora los adolescentes "penetrados" con multitud de piercings, cascos rapados, peinados imposibles, medias de colores, tatuajes de los más horrorosos, y sobre todo una boquita que más quisiera Camilo Jose Cela.
Yo personalmente no critico estos comportamientos.Es más, veo un valor positivo en la diversidad, aunque tengo que decir que cada vez me gustan menos las nuevas generaciones. Es obvio que hablo dentro de la generalidad. El resultado de la evolución siempre dará individuos evolucionados si se forman como personas.
Si a todo esto, las instituciones de la enseñanza han vivido "en paz" con toda esta diversidad de especies escolares, no me entra en la cabeza que se censure a escolares islámicos por usar el hijaad.
Pañuelo que cubre la cabeza por respeto a Allah.  Es voluntad de la persona llevarla o no.
No soy proislámico, pero pienso que medidas tan absurdas no traen otra cosa que racismo. Tenemos leyes suficientes para decidir lo que es legal y lo que no.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Lea las reglas:
Todos los comentarios serán leidos y moderados previamente.

Serán publicados aquellos comentarios que respeten las siguientes reglas:
-Su comentario debe estar relacionado al contenido del post.
-No se aceptan comentarios tipo SPAM.
-No incluya links No necesarios en el contenido del post.
-La caja de comentarios No es el lugar indicado para poner links (para ello vaya a la página de Contacto).
-Ofensas personales,amenazas o insultos No serán permitidos.

Los comentarios de los lectores no reflejan las opiniones del blog.