Explorando Marte


     Matt Cross, a la izquierda, ingeniero roverHans van 't Woud al centro, investigador de la cartografía y la salud y el oficial de seguridad, y Battler Melissa, geóloga y comandante de la tripulación de la misión EuroMoonMars 125 B de la Mars Desert Research Station (MDRS), esperan en un esclusa de aire en sus trajes espaciales simulados antes de salir a recoger muestras geológicas en el desierto de Utah, el 2 de marzo. Los MDRS tiene como objetivo investigar la viabilidad de una exploración humana de Marte y usa como Marte el desierto de Utah terreno para simular las condiciones de trabajo en el planeta rojo. Los científicos, estudiantes y entusiastas de trabajar juntos desarrollando tácticas de campo y estudiar el terreno. Todas las exploraciones al aire libre se hace usando trajes espaciales simulados y llevando paquetes de suministro de aire y equipos para vivir juntos en una base de comunicación pequeña con una cantidad limitada de electricidad, alimentos, oxígeno y agua. Todo lo necesario para sobrevivir debe ser producido.
 
        La Estación recreada (MDRS) se deja ver en el desierto de Utah el 2 de marzo.  
 Los miembros del Equipo B 125 EuroMoonMars ante el riesgo de su misión envueltos en trajes espaciales simulados para recoger muestras geológicas para el estudio en la Estación de Investigación del Desierto de Marte
 Melissa Battler, geóloga y comandante de la tripulación de la misión, recoge muestras geológicas para el estudio.


Volker Maiwald, director ejecutivo e ingeniero en hábitat de la tripulación, camina entre las formaciones rocosas mientras recolecta muestras geológicas.
Cesilla Orgel, una geóloga de la misión B, recoge muestras geológicas para el estudio en la (MDRS) escenario: Hanksville en el desierto de Utah
T Hans van 'Woud, investigador de la cartografía del planeta y  funcionario de la salud y la seguridad de la tripulación agudiza su vista en el basto desierto a la espera de encontrar indicios de cualquier tipo
Melissa Battler, geóloga y comandante de la tripulación, sale de la Estación de Investigación del Desierto de Marte en el desierto de Utah, el 3 de marzo.
Los miembros del Equipo inspeccionan el terreno que tiene las condiciones ambientales mas parecidas con el planeta rojo. Desierto de Utah el 2 de marzo
El Observatorio Musk se desliga de las depencias  en la que trabajan y viven dentro de la Estación de Investigación de Marte del Desierto
Melissa Battler, al centro, la geóloga y comandante de la tripulación de la misión 125 B EuroMoonMars, conversa con sus compañeros de la tripulación acerca de la recolección de muestras geológicas para el estudio.
Los miembros del Equipo B 125 EuroMoonMars, de regreso después de la recolección de muestras.
La Estación
T Hans van 'Woud, a la izquierda, Cesilla Orgel, al centro,  y Battler Melissa,  planifican una excursión para recoger muestras geológicas.
Hans van 't Woud, investigador de la cartografía y el funcionario de la salud y la seguridad de la tripulación de la misión, toma datos para el control de las plantas cultivadas de la Estación.
Matt Cross,  ingeniero dela misión, trabaja en  la reparación de un rover en la Estación de Investigación de Marte del Desierto.
Los miembros del Equipo preparan una comida
Un mapa de la vecina Marte cuelga de la pared de la (MDRS). Fuera; Hanksville en el desierto de Utah, el 2 de marzo.
Una vista del cielo nocturno sobre el Mars Desert Research Station (MDRS) visto desde Hanksville en el desierto de Utah, el 2 de marzo. Los MDRS tiene como objetivo investigar la posibilidad de una exploración humana de Marte y toman el escenario en el desierto de Utah terreno para simular las condiciones de trabajo del planeta rojo. Los científicos, estudiantes y entusiastas em trabajar en conjunto para desarrollar tácticas de campo y estudiar el terreno mientras se usan los trajes espaciales simulados y llevando paquetes de suministro de aire. Viven juntos en una base de comunicación pequeña con espacio y suministros limitados-

Londres..un lugar para desnudarse


   Los récords están para romperlos y cada vez que se consigue uno, pronto se verá superado por otro. Sin embargo, los días de gloria hasta que es superado, no dejan a nadie indiferente. Este es el caso de la, por el momento, foto panorámica más grande del mundo, que recoge en 320 gigapixel la ciudad de Londres vista desde la Torre BT, de 180 metros de altura.
Podéis imaginar el nivel de detalle de una foto, que si se imprimiera en papel, tendría un tamaño de 98 × 24 metros. Más o menos del tamaño de Buckingham Palace, según la fuente. Lo interesante del asunto es entrar en la página donde está alojada, para poder navegar por ella.
Mediante una serie de controles, similares a los implementados en Google Maps y la rueda del ratón, podéis bucear, más que navegar, por la ciudad del Támesis en 360º. Resulta particularmente impactante fijar el objetivo en un edificio y empezar a hacer zoom hasta acercarse a una ventana. En una de mis incursiones, he podido ver unas carpetas, que podían ser apuntes, a través de un cristal.

                                                                                                                                                                     Si os fijáis en la imagen de cabecera, entre un edificio de mediana altura, en color gris y otro de altura similar en color rojo, hay una mancha amarilla y otra blanca, bajo un grupo de árboles. La blanca es una ambulancia, que podéis ver haciendo zoom, obteniendo la segunda imagen.
Los detalles más técnicos de la imagen los podéis encontrar en la publicación hermana Xataka Foto, por si os interesan los datos de las cámaras, objetivos empleados y ese tipo de cosas.
Aquí sólo os cuento que han sido necesarias 48.640 fotografías tomadas a lo largo de tres semanas, que se han unido mediante un software especializado. ¡Ah! Otro detalle importante, hay un concurso asociado, estilo encuentra a Wally, con importantes premios (entre ellos un iPad).
Vía | The Register » Xataka Foto